Coomeva, ahora con capital de Estados Unidos

"Para allá va el sistema, ¿o no? Para la vinculación de capital extranjero en el crecimiento constante del mercado – ¿o acaso el libre comercio solamente es para las frutas y verduras, y no para los servicios sociales también?"

No es la primera vez que un grupo internacional viene a invertir en el sistema de atención de Colombia – de hecho, está creciendo el mercado de otras corporaciones. Esta alianza se había anunciado desde diciembre del año pasado (ver artículo anexo) pero hasta ahora se da con certeza - en medio de escándalos de negación de servicios, mala atención y déficit financiero de Coomeva (ver artículos anexos en la página). Un poco contradictorio, ¿no lo creen?

Y aunque Christus Health tiene nombre cristiano y es “sin ánimo de lucro”, su comportamiento refleja una conducta diferente: hace parte de las 10 organizaciones más grandes de su clase en EEUU, tiene intención de invertir la nada despreciable suma de 200 mil millones de pesos, se queda con 50% de las acciones del grupo corporativo de Coomeva y tendrá participación accionaria del 10% de Coomeva Prepagada.

En otras palabras, no nos unimos a la presunción, común y errada, de benignidad, bondad y buena intención de grupos internacionales “sin ánimo de lucro”. Los hechos hablan más y mejor. Especialmente con el siguiente punto a resaltar:

“Por su parte, Coomeva EPS recibirá de parte de Christus Health un crédito convertible en acciones que respalda el plan de capitalización y que equivale al 5 por ciento. Para el presidente del Grupo Coomeva, Alfredo Arana, “si uno mira integralmente el sector de la salud, este va a estar en constante crecimiento por los cambios en la composición de la población, el envejecimiento, por las nuevas tecnologías, por el mayor avance científico, lo que hace visualizar que existirá necesidad de más red de prestación de servicios y ahí vemos una gran posibilidad”.

Aparte de la compra del 50% de sus acciones, el grupo corporativo Coomeva se “revitaliza” con un préstamo – necesario para los supuestos requerimientos demográficos de nuestro país. Es decir, como la población envejece y las enfermedades se acumulan, es necesario tener más fondo para afrontarlo. Y es aquí donde nos genera más malestar:

La lógica del capital y el mercado es de un constante crecimiento y expansión en acuerdo a la competitividad (monopolio, en realidad) y la naturaleza de consumo. Como el dinero tiene que continuar fluyendo para este crecimiento, una forma de asegurar el flujo futuro es a través de los créditos o préstamos – dinero invisible que, en el caso del sistema colombiano, llegará a través de nuestros recursos público. Entonces, no sabemos si los “requerimientos” del país, donde se necesita crecimiento, es porque la población envejece y se acumulan enfermedades (que no se van a manifestar sino hasta muchas décadas después, probablemente cuando Coomeva ya ni exista, razón por la que el “crecimiento” no es urgente) o porque hay necesidad financiera inmediata de continuar con los flujos a futuro del sistema que está en riesgo pero el gobierno lo niega. Y se nos hace que es la segunda que utiliza la primera como cortina de humo. Además porque, para nadie es sorpresa, el sistema de atención es un negociazo para quienes se meten a manipularlo.

Para allá va el sistema, ¿o no? Para la vinculación de capital extranjero en el crecimiento constante del mercado – ¿o acaso el libre comercio solamente es para las frutas y verduras, y no para los servicios sociales también?

http://www.eltiempo.com/…/grupo-norteamericano-inv…/16697622 http://www.eltiempo.com/…/grupo-de-ee-uu-entra-a-s…/16459233